Costa Case Study | NQA
Costa y la norma ISO 50001

Manteniendo a Costa Coffe Alerta

Costa Coffe entendió desde el principio, que para estar a la vanguardia en su sector, tienen que mantenerse por delante en este juego. Por ello contactaron con NQA, para conseguir ayuda y poder así cumplir sus objetivos en materia de energía con una certificación en ISO 50001 segura. Hoy, no sólo son una de las primeras empresas en la industria alimentaria, sino que su consumo de energía se redujo en un 16% durante el proceso. Esta reducción de costes significaba que eran capaces de aumentar su producción sin necesidad de invertir en nuevos espacios. A eso es lo que llamamos un crecimiento inteligente.

Mientras que la motivación de Costa Coffee era reducir el uso de energía, los beneficios adicionales de este proceso han sido expandir y aumentar la producción.

Los beneficios del negocio

Si bien actualmente no existe ninguna legislación que exija a las empresas que demuestren sus procesos de gestión energética, un número creciente de organizaciones opta por hacerlo mediante un proceso de certificación - pero ¿por qué?

Costa Coffee, la cadena de café más grande del Reino Unido y una división de Whitbread, se convirtió en el primer cliente de NQA en la industria alimentaria en obtener la certificación ISO 50001, el estándar internacional para sistemas de gestión de energía.

Objetivos energéticos

Aunque la motivación original fue reducir el consumo de energía, los beneficios adicionales del proceso han sido el aumento de la producción. Ben Brakes, gerente de medio ambiente de Whitbread, quería centrarse en una de sus instalaciones donde la reducción de energía era crucial, un tostador de café en Lambeth, al sur de Londres.

Al analizar sus operaciones actuales, se hizo evidente que, debido a la limitada cantidad de electricidad disponible en el sitio, la expansión sólo sería posible si podían aumentar la capacidad disponible.

Auditoría energética

"Miramos cada pieza de cada equipo, cómo se utilizó y cuándo se utilizó en el proceso de fabricación. Analizamos todo, desde los tostadores de café y equipos de envasado hasta el hervidor de agua en la sala del personal", recuerda Brakes.
 
"Nos ayudó a identificar dónde necesitábamos mejorar el control de nuestro equipo y nos permitió saber cuándo empleamos mayor uso de energía. Examinando su uso, tuvimos la oportunidad de ahorrar energía en todas nuestras prácticas de trabajo, incluyendo los comportamientos más cotidianos que a menudo pasábamos por alto (las estufas eléctricas de pared ya no se dejan encendidos si las ventanas están abiertas, por ejemplo). Luego nos enfocamos en cómo se usaban los equipos en el proceso de tostado".

Mejoras en los procesos

Como resultado, se modificaron algunos procesos, tales como retrasar el encendido de los equipos de envasado hasta que los granos de café no estuviesen tostados, antes estaban encendidos desde el principio del proceso, o sea, 12 horas. Medidas como esta pueden parecer simples a posteriori, pero esto sólo podría hacerse tras calcular que no se perdería tiempo de fabricación como resultado de su activación posterior.

Estas medidas, junto con programas de cambio de comportamiento y equipos más eficientes, permitieron a este sitio reducir su consumo de energía en un 16%. Los ahorros han significado que la empresa haya alcanzado su objetivo clave de generar suficiente capacidad disponible para instalar un segundo tostador. A corto-medio plazo esperan ver más recortes en el consumo de energía, ya que continúan evaluando y ajustando su rendimiento.
 
Sobre el impacto del ahorro de energía, Brakes añade, "La reducción de nuestro consumo de energía nos ha permitido ampliar nuestra capacidad de producción sin tener que construir unas nuevas instalaciones”.

Cambio cultural 

"Prepararnos para la certificación, nos dio pie para comunicar a nuestro personal: “Somos una de las primeras empresas en conseguir este estándar, estamos muy orgullosos de ello y vosotros deberíais estarlo. Nos da un plus más, por encima de las simples campañas de "apaga tal" y nos permite involucrar realmente a aquellas personas con problemas de control/limpieza que pueden marcar la  diferencia".
 
"El equipo de Costa está orgulloso de cumplir con el estándar. Ha sido bien recibido en las reuniones informativas del equipo y la comunicación interna en Whitbread. "

El socio perfecto

A la hora de elgir certificadora Brakes explica,

"Desde el principio, teníamos muy claro lo que queríamos y NQA nos ayudó a alcanzar nuestros objetivos y valores. Después de largas discusiones confiamos en que podríamos trabajar juntos para lograr nuestros objetivos. Algunos miembros del personal de Whitbread ya eran conscientes del proceso de certificación, pero a menudo la gente puede tener miedo de la palabra "auditoría", especialmente si no han pasado por el proceso antes. NQA hizo todo el proceso de forma muy sencilla y fácil de entender para aquellas personas que no tenían ninguna experiencia previa de auditoría”.
 

Habiendo visto los beneficios de ISO 50001 en Costa, Whitbread está estudiando la posibilidad de extender el estándar al conjunto de su empresa.