JLR Case Study | NQA
JAGUAR LAND ROVER AND OHSAS 18001

JAGUAR LAND ROVER: Rodando sin problemas

Si hay una empresa en Reino Unido que ha sabido adaptarse y mantener, a pesar de la crisis, un crecimiento continuo en los últimos años (hasta un 37%) es JAGUAR LAND ROVER. En NQA nos sentimos orgullosos de haber contribuido a este éxito con nuestro trabajo, certificando a JLR en la norma OHSAS 18001. Nuestra acreditación UKAS y la experiencia con grandes y complejas operaciones multi-sede, nos convirtieron en socio natural para este proyecto, lo que a la larga ha supuesto una reducción de los riesgos en el entorno de trabajo y un considerable aumento de la productividad.

Jaguar Land Rover Jaguar Land Rover ya manejaba sólidos procedimientos pero buscaba un Sistema de gestión que controlase el trabajo en curso y asegurase la mejora continua. Desde 2009 NQA certifica en OHSAS 18001 a JLR y desde entonces, las visitas de auditoría aseguran que la mejora continua que es el objetivo de la norma, se haya mantenido.

Criterios de selección

Debido a una sólida reputación internacional adquirida a través de los años y la buena praxis, no era de extrañar que elprimer criterio a la hora de elegir un organismo de certificación debía ser que la certificadora estuviera acreditada por UKAS.

“Lo que queríamos era un organismo de certificación que nos ayudase a encajar nuestro sistema existente en la nueva norma 18001. Además de ayudarnos a racionalizar tanto la documentación como los procedimientos, para que el sistema de gestión se implementase de una manera ágil y eficiente".

Más allá de la cualificación inicial, NQA impresionó a JLR por su nivel de comprensión y conocimiento del negocio y las implicaciones relacionadas con la salud y la seguridad dentro de la organización.

Con seis sedes en Reino Unido, incluyendo fábricas de montaje y oficinas, la certificadora necesitaba ser capaz de comprender la naturaleza polifacética de la empresa y los diversos entornos de trabajo, cada uno con sus propios requisitos particulares de la norma.

Un enfoque común

Lo más importante para una organización es que debe concienciarse del propósito y beneficios que se obtienen a partir de la certificación. Satnam Bhamber, Responsable de Seguridad deJaguar Land Rover, West Midlands, indica:

“Ya contábamos con un sistema de gestión de la Salud y la Seguridad Laboral, por lo que no queríamos empezar de cero, sino una certificadora que nos ayudase a encajar nuestro sistema con la norma 18001, y que nos ayudase a racionalizar tanto la documentación como los procedimientos para que la implantación fuese ágil y eficiente. Queríamos un equipo que ejerciese un control sobre nuestros sistemas y nos hiciese sugerencias proactivas para ayudarnos a cumplir nuestro objetivo de mejora continua”.

El proceso de certificación fue  relativamente rápido para JLR puesto que no partían de cero y mucho del trabajo ya lo tenían hecho. Se consolidó el principal área de mejora del sistema y se creó un nuevo procedimiento para agregar información. 

Revisando los beneficios

Con esta nueva forma de trabajar, ahora es posible evaluar los beneficios de la certificación.

“Nuestro objetivo original al conseguir la certificación estaba centrado en nuestro público interno. Una visita regular de auditoría realizada por una organización independiente ofrece una excelente disciplina, ya que fomenta una revisión periódica y completa - un proceso que en sí mismo tiende a revelar aquellas áreas susceptibles de mejora. Hoy en día, cada vez más, estamos pidiendo a nuestros proveedores que se sometan a procesos de certificación similares, con el fin de garantizar que nuestros procedimientos de seguridad e higiene rigurosos se replican en toda nuestra cadena de suministro”.

Un equipo 'de la casa'

La Salud y la Seguridad Laboral es de suma importancia para JLR. Todo el equipo de seguridad se ha sometido al programa de formación de auditores internos para asegurarse de que están completamente al día con los procesos de gestión necesarios.

Con este nivel de experiencia interna, le corresponde a los auditores NQA llevar su amplia experiencia a Jaguar Land Rover y discutir las posibles áreas de mejora con el equipo. Satnam describe esta relación como:

“Una relación muy abierta - sin duda un camino de doble vía con una gran cantidad de diálogo y discusión. Valoramos mucho el conocimiento de los auditores de NQA. Llegar a la etapa actual (en la que se ha establecido el máximo beneficio en nuestra relación) ha supuesto una inversión considerable por ambas partes. Nos aseguramos de que todos entendemos la forma en que nuestras organizaciones trabajan y el modo en el que se comparte mejor todo ese conocimiento. Las visitas de auditoría no se ven como exámenes o interrogatorios, sino como oportunidades para aprender y desarrollar nuevas y mejores formas de trabajar”.