Home Recursos Blog Julio 2018

Utilizar el sistema de gestión para comprometer a los empleados

02 julio 2018
¿Se preocupan mis empleados por el futuro de mi empresa? Si todavía no conoce la respuesta, no pasa nada.

Uno de los factores principales para gestionar un negocio correctamente es saber como comnprometer a los empleados. Si los gerentes de la empresa comprenden el nivel de passión y gerencia de sus empleados, ya estarán un paso por delante de la competencia.

La gerencia siempre querrá que sus empleados crean en lo que hacen y en la empresa. Los empleados con más fe en la empresa son más productivos, y esto es beneficioso para la empresa. Es importante tener en cuenta todos los aspectos del trabajo y las motivaciones.

Pregúntese, ¿se preocupan mis empleados por el futuro de la empresa? ¿Están comprometidos con su crecimiento y rendimiento? Si no tiene respuesta, no se preocupe.

Para que un empleado esté comprometido, tiene que trabajar duro con el fin de conseguir un objetivo común alineado con la visión de la empresa. De esta forma, estarán comprometidos con los valores de la empresa. Un empelado comprometido tendrá una visión clara y comprenderá los objetivos del trabajo que está realizando.

En este sentido, habrá que considerar dos factores como la empresa y el liderazgo. No puede esperar compromiso por parte de sus trabajadores si no hay existe un mensaje claro. Antes de medir el nivel de compromiso, pregúntese lo siguiente: 

  • ¿Son los objetivos y visión de su empresa claros y concisos?

  • ¿Entienden sus empleados los objetivos?

  • ¿Existe una relación clara entre el trabajo de los empleados y los objetivos de la empresa?

  • ¿Pueden ver los empleados como contribuye su trabajo al exito de la empresa?

  • ¿Existe un liderzgo y es este capaz de motivar a los empleados?

  • ¿Tienen los gerentes las capacidades necesarias para llevar al equipo a triunfar?

Puede parecer una tarea dificil, pero las empresas con sistemas de gestión implantados ya disponen de herramientas para conseguir todo lo anterior.

Las nuevas versiones de las normas reconocen la importancia del compromiso de los trabajadores y fomentan este aspecto en varias cláusulas. Entre estas se incluyen:

  • Sección 5.1.1 (Liderazgo y compromiso) – comprometer, dirigir y apoyar a los empleados para que contribuyan al sistema de gestión.

  • Sección 7.3 (Concienciación) – fomentar la familiaridad con el sistema de gestión, incluyendo políticas y objetivos. Asrurar que los empleados están concienciados de sus responsabilidades, expresando su improtancia para el éxitp del negocio y las implicaciones en caso contrario.

  • Sección 10.2 (No conformidades y acciones correctivas) – conseguir que todos los empleados estén involucrados en el sistema de gestión al hacerles informar de cualquier fallo en dicho sistema.

¿Cómo utilizar las normas para comprometer a los empleados?

  • Defina claramente su meta y objetivos.

Al identificar y comunicar claramente los objetivos de su empresa, los objetivos y las metas asociadas, los empleados tendrán la información que les permitirá comprender el impacto que su rol tiene en el panorama general y será más probable que contribuya a la mejora del proceso. Es por eso que todos los sistemas de gestión mencionados requieren una definición clara de los objetivos y los planes asociados que les permitirán alcanzarlos.
Estos deben comunicarse en todo el negocio, especialmente  a aquellas personas cuyo aporte sea vital para la empresa.

  • Fomación, concienciación y competencia.

No todos tendrán el mismos nivel de experiencia y capacitación dentro de su organización. Las investigaciones demuestran que más de tres cuartos de los empleados quieren que los empleadores los entiendan tanto como lo hacen sus clientes. Al revisar y establecer las competencias requeridas en toda la empresa, estará un paso más cerca de comprender las necesidades de su equipo, así como de mejorar sus conocimientos y habilidades, lo que dará como resultado un mejor servicio y una mejor experiencia para el cliente.

  • Comunicación.

Comunicar los objetivos generales de la empresa según lo establecido en la declaración política es un factor clave. Su personal debe ser una de las "partes interesadas" clave, tal como se define en la Cláusula 4.2, la cual requiere que se definan y comprendan sus necesidades de comunicación.

La norma solicita que las comunicaciones se hagan de forma relevante y sean fáciles de entender por el receptor.

  • Establecer un ejemplo.

Es importante que los líderes den ejemplo a todos los demás dentro de la organización: la buena gestión y los comportamientos de trabajo de los líderes inspirarán mejores comportamientos de los demás. Pruebe y cree un entorno de apoyo confiando en el conocimiento y la experiencia de los empleados; si quiere saber sobre un trabajo en particular, pregúntele a la persona interesada, ellos sabrán mejor y estarán dispuestos a decírselo.

Una parte importante de dar un buen ejemplo es recordar también admitir cuando se ha cometido un error. Los empleados valoran la honestidad, por lo tanto, eludir la responsabilidad puede ser increíblemente perjudicial. Ser un buen líder requiere confianza en tus propias decisiones y en las de tu equipo, con la capacidad de poseerlas cuando fallan. Los mejores líderes toman la culpa pero comparten el crédito.

  • Recolectar y actuar acorde a los comentarios recibidos.

Demuéstrele a su personal que los valora escuchando y actuando según sus comentarios. Los comentarios significativos pueden abarcar desde ajustar los procesos internos hasta mejorar la experiencia del cliente, sugiriendo un evento social en el lugar de trabajo o proponiendo un nuevo curso de capacitación.

Recuerde, no solo el empleado se beneficiará de estos cambios. Al modificar los procesos y hacerlos más eficientes, se asegura de que sus empleados sean más productivos, lo que le permite utilizarlos mejor, lo que hace que el negocio y ellos sean más eficientes.

Muchas de las recomendaciones realizadas se incluirán en la práctica de la mejora continua, algo que se considera imperativo dentro de todas las normas de gestión ISO.

  • Establezca expectativas.

A veces, los empleados pueden desanimarse y perder interés si descubren que no tienen un camino claro a seguir mientras desempeñan su función. Si no se definen los roles, el trabajo puede ser duplicarse y los recursos se desperdician continuamente, lo que a menudo se cita como una causa común de estrés en el puesto de trabajo.

La definición y comunicación de roles y responsabilidades es otro requisito clave de los estándares de gestión. Mantenga al personal involucrado y asegúrese de que siga siendo completamente productivo al establecer claramente las expectativas y establecer metas con las que pueda medir su propio progreso.

  • Comparta el éxito.

Aproveche la oportunidad de compartir los éxitos comerciales con sus empleados, cuénteles cómo se logró el éxito y resalte cualquier parte que estos hayan desempeñado. Incluso si no menciona a una persona específica, puede lograr una sensación de logro compartido y ayudar a promover más colaboraciones en el futuro.

El resultado será una plantilla totalmente comprometida, en la que todos los miembros de su organización puedan dar lo mejor de sí cada día, están comprometidos con sus metas y valores y motivados para contribuir al éxito de la organización.