Home Recursos Blog Mayo 2018

Los imperativos de una auditoría

01 junio 2018
En las próximas semanas, examinaremos los retos y frustraciones de los auditores internos, así como las sugerencias para sobrellevarlos. Cada uno de estso artículos explora un punto de vista diferente.

Soy un apasionado de las auditorías de sistemas de gestión. Durante mi carrera de más de 30 años, he visto algunas prácticas de auditoría muy buenas y algunas muy malas. He conocido auditores excelentes y otros individuos que claramente deberían dedicarse a otro carrera profesional. También me he encontrado con clientes que han adoptado totalmente el proceso de auditoría, tomándolo como un medio de mejora, y otros clientes que ven la auditoria del sistema de gestión como un simple proceso operativo. A modo de resumen, he pasado por experiencias muy buenas y muy pobres en cuanto a auditorias de sistemas de gestión.
 
Este artículo me proporciona una oportunidad para compartir mis experiencias y pensamientos sobre la situación actual de la profesión de auditor. También me permite expresar mis pensamientos con respecto a la contribución del auditor y del auditor interno a la empresa, para que se reconozca y aprecie su papel en la empresa.
 
En las próximas semanas evaluaré los desafíos y frustraciones que sufren los auditores internos y proporcionaré soluciones para ello. El contenido de estos artículos o tratará exclusivamente de las mejores prácticas de auditoría interna, sino que también incluirán aspectos sobre la nueva versión revisada de la ISO 19011, que se encuentra en fase desarrollo.
 
La publicación de la nueva versión de la norma a mediados del año que viene subirá el listón para los auditores internos, dado que incluyen un nuevo principio de riesgo de mentalidad, así como nuevas competencias del auditor interno para integrar la profesión en el siglo XXI. 
 
Entonces, ¿por qué se titulan estos artículos como "imperativos de auditoría"? La razón es simple. Si algo es imperativo, no puede ignorarse, debe tratarse. Los seis imperativos descritos a continuación son áreas a las que los auditores deben prestar atención para efectuar una auditoría correctamente. Los auditores deben mostrar competencias en cada uno de dichos imperativos para efectuar correctamente su rol de auditor.
 
LOS SEIS IMPERATIVOS DE LA AUDITORÍA
Imperativo cultural
 
La cultura nacional y local en la que opera el auditor tiene un impacto significativo en el método de auditoría y hay veces que los factores culturales suponen barreras para llevar a cabo la auditoría interna de forma efectiva. En esta situación, el auditor debe continuar realizando su tarea respetando las normas culturales aplicables.
 
Imperativo de gobierno
 
El auditor interno está posicionado para evaluar la organización del gobierno en nombre de las partes interesadas de la empresa. Deben trata de responder a las siguientes preguntas: ¿está definido el objetivo de la dirección? y ¿se adapta dicho objetivo al propósito de la empresa? Si el auditor interno determina que el gobierno falla, debe ser suficientemente valiente para implantar acciones para corregir dicho fallo.
 
Imperativo de aseguramiento
 
La mayoría de las empresas utiliza auditores internos para proporcionar seguridad, asegurar que se cumplen los requisitos legales, que se cumplen las necesidades y expectativas de las partes interesadas y que el sistema de gestión funciona eficientemente. Los auditores internos deben comprender los tipos y fuentes de información que les permiten confirmar la conformidad y cumplimiento y deben utilizar las mejores prácticas de auditoria para conseguir evidencias.
 
Imperativo de mejora
 
Los auditores internos, fruto de su trabajo diario con las empresas, están perfectamente capacitados para identificar y gestionar las mejoras. Sin embargo, muy a menudo su tarea es limitada a proporcionar control. Aquí examinaremos como el auditor interno puede añadir valor a una empresa si los criterios de auditoria van más allá del aseguramiento, hacia el ámbito de la mejora.
 
Imperativo de contexto
 
Es esencial para la supervivencia de una empresa comprender el contexto de la organización en el que está operando. Los auditores internos tienen un papel fundamental en este punto. No solo deben asegurar que la empresa hace frente a problemas internos y externos y que se cumplen las expectativas de las diversas partes interesadas, sino que también deben confirmar que se actúa conforme a dicho conocimiento. En caso contrario y si el punto de vista de la empresa de su contexto es erróneo, las consecuencias pueden ser desastrosas.
 
Imperativo de liderazgo
 
El auditor interno debe actuar como líder organizativo, como un individuo que tiene la habilidad de dirigir a la empresa para conseguir cambios. El hecho de identificar riesgos, problemas y oportunidades de mejora no es suficiente si la organización no actúa conforme a las directrices del auditor. Los auditores deben ser capaces de hacer frente a la gerencia si se niega a continuar avanzando. Deben tratar de convencer al gerente de la empresa que las cosas deben cambiar en el futuro.
 
Cada uno de estos artículos explorará diferentes imperativos. ¡El primero será el imperativo cultural!
 
¿QUIÉN ES RICHARD GREEN?
 
Richard Green, Managing Director
Kingsford Consultancy Services Limited
 
Richard Green es fundador y director general de Kingsford Consultancy Services (KCS) Limited, una  empresa especializada en consultoría de sistemas de gestión, formación y servicios relacionados con la auditoría para empresas de todos los tamaños, tanto en Reino Unido como en el extranjero.
 
Richard ha trabajado anteriormente como miembro de la alta dirección del Chartered Quality Institute (CQI) antes de formar su propia empresa. Con un mandato que abarca socios corporativos, servicios para miembros, grupos de interés especial y la red de sucursales global, también proporcionó el liderazgo técnico para CQI e IRCA. 
 
Hoy en día, Richard continua proporcionando servicio a CQI.  Sigue al mando del panel de normas de CQI y representa al CQI y a Reino Unido en sistemas de gestión y normas ISO. En 2017, Richard formó parte del jurado del CQI en los premios de calidad internacional, un papel que volverá a ocupar en 2018 como presidente del jurado para el galardón "auditor certificado del año" otorgado por IRCA.
Antes de unirse a CQI, Richard ocupó varias puesto en la gestión de la calidad, gestión de instalaciones, gestión de contratos y servicios de gestión de tecnologías de la información tanto en la administración pública como en el sector privado en Reino Unido.
 
Es un profesional certificado en calidad, tecnologías de la información, auditor de sistemas de gestión de calidad (QMS) y un profesional en la gestión de proyectos PRINCE2.